Tanatorio M40 de Madrid

El Tanatorio M40 de Madrid o Tanatorio Sur de la carretera de Toledo , es el primer tanatorio bioclimático de España. El edificio, situado en la avenida de los Rosales número 36, en el barrio de Villaverde de Madrid, está diseñado para conseguir un ahorro energético mínimo del 30 por ciento. Respetando el entorno natural donde se encuentran, refuerzan su compromiso con el medio ambiente, optimizan los consumos energéticos y utilizan materiales reciclables o biodegradables. Su diseño bioclimático asegura una temperatura adecuada en todo momento.

vista del tanatorio desde m40Como su nombre Tanatorio M40 indica, está situado en la M-40 y tiene 7 plantas y 18 salas de velatorio, amplias y con un ambiente de tranquilidad y silencio. Se han pensado para personalizar el servicio, mejorando la acogida a las visitas y con espacios más íntimos para los familiares. En el último piso se ha construido una gran zona con jardines y plantas, el “Jardín del Sosiego” que contribuye a la creación de espacios más acogedores. Dispone de zona wifi en todo el edificio, un espacio para el culto religioso, servicios de floristería, una cafetería restaurante en el interior, que permite cubrir las necesidades de todas las personas que visitan el tanatorio, y, dos plantas del edificio están destinadas a aparcamiento. . Este moderno edificio está concebido para proporcionar una estancia agradable a las familias de los fallecidos, para ayudar a superar momentos tan difíciles, su aislamiento permite preservar la intimidad y recogimiento de los familiares.

El Tanatorio M40 ofrece sus servicios funerarios integrales y una asistencia 24 horas, todos los días del año. Cuenta con el servicio de cremación y acuerdos con todas las compañías de seguros de decesos, además, se encargan de toda la tramitación de los traslados, locales, provinciales, nacionales e internacionales. Así mismo, cuentan con un equipo de profesionales preparados y medios adecuados para atender a los familiares del difunto, ayudándoles en estos momentos tan duros, prestando asistencia psicológica ante pérdidas traumáticas, cuando el duelo no se ha podido resolver de forma completa, así como, asesoramiento jurídico a los familiares del difunto, en cuantas gestiones puedan necesitar. Mantienen un esfuerzo permanente con sus valores éticos y de compromiso con los allegados, siendo en todo momento respetuosos con el dolor de las familias.

velatorio-tanatorio-m40

 

—————————-

Como llegar al Tanatorio M40

Se puede acceder al Tanatorio M40 en coche desde la M-30, la salida 12, desde la A-4, salida 6 y desde la propia M-40, sentido este, salida 22 y sentido oeste, salida 23, o también tenemos servicio de autobuses desde la Capital.

☛  Avenida de los Rosales 36
☛  28041 Madrid
✆  917 291 280

como-llegar-tanatorio-m40

Puedes consultar información aquí sobre el Tanatorio de la M30

 

—————————-

Guia del duelo del Tanatorio M40

El fallecimiento de un ser querido es uno de los momentos más duros en la vida de una persona. Sentir dolor es inevitable pero además, es un derecho. El equipo de apoyo psicológico del Tanatorio M40 ha elaborado éstos consejos para superar uno de los momentos más difíciles de la vida.

Eso significa que usted tiene derecho a sentirse como se siente y darlo a entender a quienes le rodean. Hacerlo así es también una forma de demostrar el amor por la persona que ha desaparecido.

El duelo es el tiempo durante el que hacemos, sentimos y pensamos cosas especiales que nos ayudan a asumir de forma saludable la ausencia de un ser querido. El periodo de duelo es por tanto natural y necesario.

En el Tanatorio M40 sabemos que cada persona expresa el dolor de forma diferente; se llora, se escribe, se grita… no hay una forma mejor que otra. Recuerde que sentir dolor y expresarlo es un derecho. Nadie le dirá nada si decide hacerlo.

La unidad de apoyo psicológico del Tanatorio M40 le recomienda que se rodee de abrazos para sentirse un poco mejor. Se ha demostrado que estos son curativos, si se encuentra mal, que una persona querida y déle un abrazo.

El consejo más adecuado que el Tanatorio M40 le puede dar para los momentos de dolor es cuidarse, no abandonar su vida cotidiana. Simplemente dedique algo más de tiempo así mismo, busque la compañía de sus allegados, hable, vaya el trabajo, siga con sus tareas pero tómese los respiros que considere necesarios. Los demás lo entenderán

fachada-tanatorio-m40No hay un tiempo establecido para dejar de sentir dolor. No podemos controlar ni establecerlo por eso no es necesario apresurarse por dejar de sentirlo. Cada persona la lo hará de una forma diferente.

Des de el Tanatorio M40 queremos recordarle que un duelo que no se habla es un duelo que no se cura. Hablar de lo ocurrido, de cómo se siente uno, recordar a la persona desaparecida, es la mejor manera de sentirse mejor poco a poco y que hacer sentir mejor a los demás.

Desde siempre las personas que pierden un ser querido se han rodeado de sus familiares y amigos para pasar el duelo. No es casualidad, es sabiduría acercarse a quienes más se quiere siempre es una buena opción.

El fallecimiento de un ser querido es un momento angustia sobre todo para los más cercanos. Es en ese momento en el que la presencia de otras personas se hace imprescindible, compartir la tristeza, hacer saber que los que más sufren no están solos es la mejor forma de ayuda.

No existen fórmulas que sirvan para todas las personas, lo mejor es que con palabras sencillas podamos hacer ver a la persona que está sufriendo que dispone de nuestra compañía y si hay algo que decir con un sencillo lo siento suele bastar.

La persona que acaba de perder a alguien muy querido no necesita tanto que le digan cosas como decirlas, el permitir y animar a que la persona hable del fallecido es absolutamente saludable, dar pie sin insistir ni atosigar a que la persona cuente lo que siente, lo que estaba haciendo cuando su ser querido falleció, es siempre una opción sensata

Es importante no esperar a que la persona de duelo pida ayuda. Lo mejor es ofrecérsela nosotros de vez en cuando aunque haya pasado algo de tiempo desde el fallecimiento.

Hay que vivirlo cotidiano con mucha frecuencia. La persona que sufre dolor por un fallecimiento lo que necesita es cierto apoyo tareas cotidianas de su vida, acompañarle a la compra, fregarle un día los platos, estudiar juntos, poner una lavadora, mira el aceite del coche, ir juntos parte del trayecto trabajo… son cosas que se pueden proponer como ayuda y que tienen más importancia de la que parece

En el Tanatorio M40 existe personal cualificado para atender sus necesidades de duelo o resolver cualquier pregunta respecto.