Difusión del suceso y confección de una esquela

Cuando una persona fallece, ¿qué pasos se deben seguir para difundir la noticia?

Lo primero de todo es informar a los familiares, a los amigos y a las personas más cercanas del fallecido o fallecida. Es conveniente que la noticia se difunda con un cierto orden en función de la afinidad, es decir, que primero se informe de ello a quienes tenían más relación con él, para evitar el apuro que supone el hecho de que se percaten de la noticia a través de otras personas.

En expresar nuestros sentimientos acerca de la pérdida del fallecido, es bueno hacerlo de una manera abierta y sincera. Sin embargo, existen una serie de formulas preestablecidas con las que podemos dar una muestra de afecto a los familiares: desde las más tradicionales, como “le acompaño en el sentimiento”, “mis más sentidas condolencias”, “mi más sentido pésame”, etc., hasta las de apoyo: “contad con mi amistad y mi soporte”, “estoy a vuestra disposición para lo que necesitéis”, etc.

defuncion en tanatorio m30 MadridLo más natural es que este proceso sea cara a cara, pues no es nada agradable tener que dar la noticia (o recibirla) mediante una llamada telefónica. Sin embargo, las tecnologías (la mensajería instantánea, los correos electrónicos…) pueden ser útiles por dar el pésame cuando no tenemos la oportunidad de estar cerca, o cuando nos enteramos del fallecimiento tras el funeral. Por escrito siempre es una manera mucho más elegante que por medio de una conversación telefónica. Si es su caso, puede pedir al tanatorio m30 información sobre las maneras de hacer llegar el pésame o sobre el envío de condolencias.

Confección de una esquela

Para difundir la noticia de la defunción más allá de los familiares y las personas más cercanas, lo más habitual es elaborar una esquela y publicarla para que todo el mundo pueda acceder a ella. Se puede divulgar en los periódicos (locales o nacionales, según el ámbito de difusión que se quiera alcanzar), en el tablón de anuncios de la parroquia local y en Internet.

Normalmente los periódicos ya tienen varios modelos para elegir, con formatos y frases estándar. El inconveniente es que su coste suele ser bastante elevado. Por Internet, en cambio, resultan más económicas, y tienen la ventaja de que se publican inmediatamente y siguen ahí aunque pasen los días, por eso éstas cada vez tienen más tirada. Aún así, quizá no son las más adecuadas para familias que no estén del todo familiarizadas con las nuevas tecnologías.

En cualquier caso, normalmente los elementos que contiene una esquela se distribuyen en tres párrafos, por este orden:

esquela del tanatorio m30Párrafo 1

  1. El nombre y los apellidos del difunto, en negrita y en un tamaño de letra más grande que el resto de palabras.
  2. El cargo que ocupaba. (Opcional, sólo si era una persona pública o reconocida.)
  3. Nombre de su cónyuge, tras el término “Viudo de” o “Viuda de”. (Opcional.)
  4. Siglas para referirse al reposo del fallecido: “Q.E.P.D.” (que en paz descanse) o “D.E.P.” (descanse en paz).

Párrafo 2

  1. La información que se quiera dar sobre el fallecido, como su edad, la fecha de defunción, la localidad, el motivo de la defunción (normalmente sólo en accidentes, enfermedades o causas extrañas), etc.

Párrafo 3

  1. Mencionar los familiares, normalmente siguiendo un orden de importancia: cónyuge o pareja, hijos, padres, hermanos, nietos, hijos políticos, etc. Al final de la lista se suele añadir “… y demás familia”.
  2. Lugar, día y hora del entierro. (En la izquierda o centrado.)
  3. El nombre de la capilla, el tanatorio, etc. donde se encuentra.
Resumen
Artículo
Difusión del suceso y confección de una esquela
Autor
Descripción
Confección de una esquela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *